“Hasta ahora, el único objetivo de los estudiantes era aprender inglés; actualmente es un paso que les permite lograr metas de mayor alcance”

Mark Levy, Director de Programas de Inglés del British Council

 

Desde que en 1940 iniciara su andadura en España, British Council ha desarrollado un ingente programa de actividades con el fin de promover las relaciones culturales y educativas con el Reino Unido entre las que destaca su trabajo en el campo de la enseñanza del inglés, ya sea en sus propios centros o en instituciones educativas externas. También administra miles de exámenes en toda España, ayudando a estudiantes y profesionales a conseguir sus objetivos de certificación en esta lengua y actúa como puente para aquellas instituciones educativas nacionales que quieran colaborar con las británicas así como con las británicas que quieren abrir un centro en España.

 

Su director de Programas de Inglés, Mark Levy, señala que hay dos aspectos que definen el panorama educativo lingüístico de España: la mejora del nivel de inglés del alumnado y el surgimiento y difusión de los programas bilingües y de CLIL por todo el país. “Estos hechos evidencian que la enseñanza de inglés ha cambiado y que tenemos que reflejar lo que esto significa en temas tan importantes” explica Levy “como por ejemplo la formación inicial, las metodologías de enseñanza, el currículum, la organización de los centros para que los profesores de lengua y de otras áreas trabajen conjuntamente, los exámenes, los criterios de evaluación y la certificación y los materiales pedagógicos”. Aunque actualmente existen en España muchos programas de formación bilingüe, el director de Programas de Inglés opina que se necesitan “más recursos, planificación y reflexión” sobre las implicaciones que el escenario educativo español tiene en ellos.
Para Mark Levy, la excelencia educativa “requiere de una mayor y mejor formación, sobre todo la inicial”. “Si esta no establece unas buenas bases para la enseñanza del inglés seguiremos poniendo parches en la formación continua y no realizaremos cambios significativos, tal como hemos venido haciendo hasta ahora”, expresa. Según Levy, esta situación de partida idílica implica “no solamente un conocimiento de la materia, las teorías de cómo se aprende un idioma o las metodologías apropiadas para la enseñanza en el siglo XXI” sino también “la vocación de incentivar la creatividad en el alumnado y ayudarles a que tengan una actitud proactiva hacia la innovación y la colaboración”. Además, destaca que los congresos son un ejemplo claro de cómo un profesor observa a otro y aprende de él y apunta que esta “debe ser una práctica común en la formación y vida diaria de cualquier docente porque es un método que favorece su crecimiento profesional”.

 

Desde el punto de vista del alumnado, Levy subraya que lo que buscan los estudiantes es “un alto grado de socialización en sus clases de inglés” ya que la práctica de la expresión oral es el mejor modo de superar una de las barreras más temidas: hablar una lengua extranjera en público. Es por ello por lo que los métodos de enseñanza deben centrarse, bajo el punto de vista de Levy, “en potenciar el diálogo y la comprensión, encontrando el equilibrio entre el fomento de la  conversación y el respeto a la importancia del vocabulario y  la gramática, que es lo que nos permite conseguir un certificado oficial”. “Hasta ahora el único objetivo de los estudiantes era aprender inglés”, apunta Levy, “pero en la actualidad este proceso es simplemente un paso que les permite lograr metas de mayor alcance, dentro o fuera de nuestras fronteras”.

 

Sobre el I Congreso Internacional de Enseñanza de Inglés en Centros Educativos EICE 2016, Mark Levy apunta que es necesario que este tipo de congresos “contribuyan a poner a disposición de los profesores las herramientas necesarias para que sus alumnos reciban una mayor y mejor enseñanza de idiomas”. Durante EICE 2016, British Council contará con un estand desde el que ofrecerá información a los asistentes sobre su oferta de formación y certificación para docentes. Además, Bernadette Maguire, Consejera de Exámenes y Certificaciones, impartirá una charla titulada Evaluación del lenguaje, pruebas y certificación: ¿qué, cuándo y por qué?, el 7 de mayo a las 17:00 horas.

 

Por lo que respecta a las múltiples actividades que desarrolla British Council en España, Levy destaca el programa global Shakespeare Lives “con el que conmemoramos el IV centenario de la muerte del autor británico a través de un amplio programa de actividades artísticas y educativas”. Al margen de este acontecimiento, el director de programas de inglés indica que están multiplicando los esfuerzos “para innovar el catálogo de cursos y exámenes” y que continúan actualizando su oferta formativa online, con cursos, aplicaciones y webs especializadas.

 

Además, según comenta Levy, siguen negociando con diferentes instituciones nacionales para ampliar el reconocimiento de Aptis, “un sistema de certificación de inglés propio, que permite que los candidatos se examinen por ordenador, a un precio muy asequible y que reciban los resultados en solo 72 horas”. En el ámbito de la colaboración con los profesores de inglés, British Council acaba de lanzar Teaching for success “el nuevo enfoque de nuestro marco de desarrollo profesional para docentes, que incluye diferentes prácticas y recursos para que amplíen sus competencias” señala Levy.